Se estrella un caza ‘invisible’ de quinta generacin ruso

thumbnail

Un caza ruso Sujói de quinta generación –dotado con tecnología ‘stealth‘ para hacerlo indetectable frente a los radares– se ha estrellado este martes en la zona de Jabarosk, en el extremo oriental de Rusia, sin ocasionar víctimas una vez que el conduzco lograra activar el mecanismo de expulsión de la aeronave.

Un portavoz de las fuerzas de seguridad rusas ha confirmado a la agencia de noticias Sputnik el accidente del caza furtivo, modelo Su-cincuenta y siete, y ha contado que el aeroplano de combate está en servicio con la fabricadora, el gigante aeronáutico ruso Sujói. El modelo siniestrado pertenece a la planta aeronáutica Gagarin, con sede en Komsomolsk del Amur.

El caza Su-cincuenta y siete, asimismo conocido como T-cincuenta PAK FA, se ha estrellado a unos ciento veinte quilómetros del aeródromo de Dziomgui. El conduzco ha conseguido eyectarse del aeroplano a tiempo y ha sido más tarde salvado por un helicóptero Mi-ocho.

«Estaban efectuando un ensayo de motor. El conduzco se eyectó y fue trasladado a la planta en un helicóptero», ha señalado un portavoz del Gobierno regional. La empresa aeronáutica rusa UAC ha contado que el caza ha sufrido un accidente a ciento once quilómetros del aeródromo base «a lo largo de un vuelo de prueba».

«El sistema de eyección funcionó conforme el reglamento. El conduzco se lanzó y está a salvo. Se está estableciendo una comisión que estudiará el accidente. No ha habido víctimas ni daños en la superficie», ha confirmado un portavoz de la compañía.

Por su lado, un representante de las fuerzas de seguridad rusas ha indicado que las hipótesis «preliminares» apuntan que el accidente habría sido provocado por un «un fallo técnico y un fallo humano». Las autoridades buscan las ‘cajas negras’ de la aeronave para examinar lo sucedido.

El caza versátil de quinta generación Su-cincuenta y siete, fabricado en serie desde mayo de dos mil diecinueve, efectuó su primer vuelo en dos mil diez. Este caza, conforme Sputnik, está desarrollado para destruir objetivos aéreos, terrestres y navales y es capaz de superar los sistemas de defensa antiaérea existentes y en desarrollo.

En dos mil dieciocho, el ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu, descubrió que 2 cazas Su-cincuenta y siete se habían sometido a pruebas en Siria. En el diseño de la nave, que combina las funciones de aeroplanos de caza y de ataque, se emplean la tecnología furtiva (‘stealth’) y materiales compuestos.

El presidente ruso, Vladimir Putin, ha llegado a delimitar el Su-cincuenta y siete como «el mejor de todo el mundo por sus peculiaridades tácticas y técnicas, como sus armas».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir