Solihogar se asegura de que tu casa esté bien cuidada

thumbnail

Hoy en día es necesario contactar con una agencia como Solihogar cuando las irregularidades abundan en cuanto a la contratación de servicios domésticos. La idea es que ambas partes se sientan seguras y que el proceso se haga de forma correcta, cumpliendo con todos los requerimientos legales y morales.

Las inquietudes en este ámbito proceden de ambas partes, porque en realidad, tanto el contratador como el empleado quedan expuestos a situaciones perjudiciales debido a la falta de información. Por ello, Solihogar se encarga de la organización de todo lo relativo a la contratación del servicio domestico especializado para cada caso.

Lo que impulsa a Solihogar es el objetivo de conseguir empleadas domésticas que respondan de la mejor forma profesional posible a cada hogar que solicita el servicio. Trabaja con países como España, Filipinas y varios de América Latina, lo hace tomando en cuenta el perfil buscado por la familia y la jornada laboral que requiere, así como los servicios específicos que se están solicitando.

La empresa está comprometida para cubrir todas las vacantes solicitadas, pero únicamente ofreciendo puestos de trabajo que tengan todas las condiciones legales vigentes. A cambio, se encarga de buscar a trabajadoras que estén cualificadas para cumplir correctamente con el servicio ofrecido. Las candidatas para ocupar estos puestos son las que acuden a Solihogar y llegan a formar parte de la bolsa de empleo.

El rol de Solihogar dentro de su sistema

La agencia funciona como un vínculo para asignar de la mejor manera el servicio doméstico cuando los involucrados cumplen con las condiciones requeridas para crear un buen ambiente laboral, seguro y sobre todo legal. Para ello, la empresa cuenta con mucha experiencia detrás en todas las áreas de conocimientos que incluyen la parte legal, laboral y la de recursos humanos.

Como resultado, se ha ido creando una red de trabajo de confianza en la que el enlace es Solihogar. Esta red es posible únicamente por la satisfacción de los involucrados, que son tanto las empleadas como las familias. Los clientes buscan cubrir necesidades específicas, las candidatas una fuente de ingreso segura, mientras que la agencia es el motor que lleva todo el proceso.

Solicitando los servicios

Las tareas del hogar consumen un tiempo del que no siempre disponen los habitantes de una casa, y menos, cuando involucra el cuidado de niños o ancianos que no pueden valerse por sí mismos. Es normal necesitar manos extras para mantener el orden y la limpieza de la vivienda, además de atender a los familiares.

Hay muchas modalidades de contrato, en las que se definen los servicios exactos que se requieren, al igual que los tiempos de las jornadas. Esto dependerá exclusivamente del empleador, ya que Solihogar se encargará de buscar una empleada que encaje lo mejor posible con el perfil que se esté solicitando.

Las candidatas pueden ser internas que cuiden de niños o personas mayores, e incluso, filipinas que hablen inglés, lo que resultará conveniente para que la comunicación con los contratadores sea fluida. También se puede dar el caso de que se requiera de un matrimonio interno o de una guardesa que se encargue de vigilar la casa para alguien que viva en la Unión Europea y solo venga como segunda residencia en distintas épocas.

Las jornadas de un servicio externo dependerán directamente de la cantidad de horas que se requieran para cumplir con las tareas del hogar, hay trabajadoras a jornada completa o media, e incluso extendida También se puede buscar una empleada que cumpla jornadas los fines de semana, o por horas, si el trabajo es menor o hace falta una empleada adicional.

El proceso de contratación es tan sencillo como especificar lo que se está buscando, y la agencia presentará para una entrevista, una candidata dentro de las siguientes 2 semanas, según el perfil que deba cumplir la candidata. Toda la comunicación se hace de forma remota, a través de la página web o por teléfono.

El proceso de selección

La selección se realiza de forma exhaustiva para que no haya inconvenientes después de que haya sido asignada la empleada doméstica. Se hace primero una preselección en la que las candidatas pueden responder adecuadamente según el perfil que busca el cliente, la cantidad de personas dentro de la casa y los servicios requeridos.

Las referencias de trabajos anteriores son clave la selección final, al igual que la experiencia laboral y las habilidades adquiridas para llevar a cabo las tareas domésticas. A continuación, Solihogar hace una entrevista a cada una por separado, para tener un acercamiento más personal, para luego fijar una nueva entrevista con el cliente que es el que toma la decisión final.

En este punto, la agencia se encarga de la gestión del contrato si así lo desea el cliente. Si no, es posible solicitar información acerca de todo lo relacionado según la ley para la contratación de una empleada doméstica como son los salarios, las vacaciones y las jornadas de trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir