Suelos de calidad y cerraduras seguras: eficiencia en el hogar o negocio

thumbnail

La elección de los suelos sobre los que transitamos dentro de nuestra vivienda o negocio constituye una decisión en la que debemos considerar aspectos tales como seguridad, durabilidad, resistencia a los agentes externos y, por supuesto, la estética. Si a esto le sumamos la relevancia de una cerradura infranqueable por potenciales delincuentes, habremos establecido las bases de un hogar u oficina acorde a los estándares de calidad. Algo para lo que necesitaremos de los mejores profesionales de ambos sectores. 

Los mejores suelos en base a tus necesidades

Suelos óptimos para disfrutar del patio en familia

El patio es el área de una casa al aire libre reservado para todo tipo de actividades propias del exterior. Por eso, el suelo para patio ha de ser una superficie cuidadosamente seleccionada, atendiendo a las preferencias estéticas y hábitos propios de la familia que habite la vivienda. 

Debe ser resistente a los agentes meteorológicos y posibilitar el riego y limpieza, para ello, el material colocado deberá ser menos poroso, con el fin de soportar el desgaste y erosión progresivos, manteniendo durante el mayor margen de tiempo su estética e integridad.

Entre las alternativas habituales en suelos para patios encontramos el hormigón impreso, el ladrillo, los adoquines y la piedra natural, entre otros. Es imprescindible prestar atención tanto a la rudeza a la que estará sometido como al agarre o que sea antideslizante, dado que por él circularán personas, o animales, necesitando así que resulten seguros para evitar accidentes.

Suelos que se adapten a cada estilo de jardín

Cuando se trate de una vivienda o comercio con un espacio embellecido con vegetación, el suelo para jardín debe respetar el estilo arquitectónico y cuidar cuestiones fundamentales, como la resistencia a los rayos del sol, a las temperaturas intensas, a la humedad y a las fuerzas ejercidas por el crecimiento de la propia vegetación.

Son suelos dúctiles utilizados para diseñar hermosos espacios de relax, estableciendo así las bases del bienestar más cotidiano cuando hablamos del hogar, o la excelencia estética en caso de ser un jardín de un negocio. 

La resistencia al peso tampoco resulta un factor trascendente, los suelos de jardín viven toda una serie de tareas domésticas en las que se arrastran en ocasiones maquinaria de todo tipo y puede suponer un desgaste para ellos. También se presentan en variedad de texturas y diseños, dependiendo de la importancia y frecuencia de uso del jardín, o si se cuenta con piscina, por ejemplo.

Suelos de garaje para los vehículos

Los espacios destinados al aparcamiento también requieren de un suelo para garaje que atienda a la intensidad del tránsito, cargas excesivas, derrames de combustible y delimitación del espacio. Deben ser impermeables y fáciles de limpiar, sin descuidar la imagen estética, en consecuencia, es prioritario que cuenten con una resistencia mayor, por los movimientos de fricción, y mayor peso en áreas de frenado y arranque de vehículos, motivo por el cual también tienen que ser antideslizantes. 

La circulación sobre los suelos para garaje, motiva que los más elegidos sean los revestimientos de poliuretano y epoxi, por su estética, fácil limpieza y bajo precio de instalación y mantenimiento. 

Cuando el garaje es muy transitado y se utiliza como puerta de acceso al negocio o vivienda adosada, la seguridad también cobra protagonismo a la hora de elegir la cerradura ideal, evitando así los posibles robos para vivir sin preocupaciones.

Duerme tranquilo con cerraduras antibumping

Cuando hablamos de seguridad en viviendas y comercios, el tipo de cerradura no es un detalle insignificante. Por esta razón, evita la técnica del bumping mediante la colocación de cerraduras invisibles en las puertas de acceso a la vivienda, ya sea la entrada principal o la del garaje.

Esta técnica utilizada por los ladrones para asaltar los inmuebles consiste en insertar una llave maestra en el interior de la cerradura y, mediante un golpe, hacer saltar los pistones del cilindro. Esto desbloquea el mecanismo de seguridad interno con una maniobra simple y rápida, sin dejar huella y burlando la fiabilidad asignada a las cerraduras más caras y sofisticadas. Existen cerraduras antibumping para evitar esta ingeniosa metodología de acceso, que cuentan con un sistema interior que imposibilita el bumping, gracias a la forma de la llave, disposición de sus tallados y otros detalles que la transforman en la más adecuada actualmente en lo referido a la seguridad en el hogar y el negocio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir