Las empresas de reparto tienen un problema en lo que en el sector se llama “última milla” que es cuando se entrega el paquete al cliente que no siempre está en casa, lo que implica que el repartidor tenga que volver una y otra vez hasta poder entregarlo.

Por suerte, hay empresas que están ofreciendo soluciones como los buzones inteligentes (entra en setrocmm.com para más información), que facilitan mucho la entrega final a los clientes.

Buzones inteligentes para las comunidades de vecinos

Cada vez es más raro ver porteros en las comunidades de vecinos, incluso en las más grandes, por el elevado coste laboral que supone.

Si no hay portero entregar los paquetes supone un problema para las agencias de transportes, pues por los horarios que llevamos todos por trabajo es complicado estar en casa justo en ese horario laboral, que es cuando los repartidores trabajan.

Esto representa para el transportista tener que hacer llamadas, volver otro día, pedir permiso para entregarle la compra a un vecino, etc., lo que multiplicado por todas las entregas que tiene que hacer a lo largo de un día puede significar una buena parte de su jornada laboral.

Con los buzones inteligentes para comunidades esto se acaba y tanto los clientes como los mensajeros ganan en comodidad, puesto que cada uno de los vecinos tiene asignado un buzón.

El mensajero llega, teclea en la pantalla para qué vecino es el paquete, se abre la puerta del buzón y cuando se cierra el destinatario recibe un SMS, por lo que cuando llega a casa solo tiene que abrir su puerta para tener el paquete en sus manos, sin necesidad de esperar al mensajero, ni ir a molestar a los vecinos.

Estos buzones se pueden poner en zonas comerciales

Los buzones inteligentes no solo se pueden colocar en las comunidades de vecinos, sino que también tienen cabida en las zonas comerciales y de hecho en muchas de ellas ya hay taquillas inteligentes.

Para las empresas de reparto es una manera de optimizar el tiempo, pues es normal que sus empleados vayan mucho a estos lugares a llevar mercancías a las tiendas, pues ahora casi todas reciben sus entregas por empresas de mensajería.

Las tiendas también obtienen ventajas, pues un centro comercial necesita de una gran afluencia de público para poder vender e ir a recoger un envío es una buena excusa para darse una vuelta por las tiendas y adquirir algún producto.

Se pueden hacer casilleros de distintos tamaños

A casa de los clientes llegan paquetes de tamaños muy diversos. De hecho, pueden recibir desde un pequeño sobre a una caja enorme, por lo que las empresas que se dedican a hacer casilleros inteligentes lo han tenido en cuenta.

En sus taquillas inteligentes pueden poner puertas de todos los tamaños, con el fin de que quepa cualquier paquete por grande que sea.

Además, y bajo pedido, pueden hacer taquilleros de cualquier medida y tamaño, para adaptarse a las necesidades de los clientes, de forma que los empleados de las empresas de paquetería siempre encuentren un hueco adecuado a los bultos que transportan.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario.
Por favor introduce tu nombre aquí.