El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, ha pedido excusas este miércoles una vez que saliese a la luz una foto de dos mil uno en la que aparece disfrazado de un personaje de Aladdin solo 5 semanas ya antes de las elecciones.

La imagen de un joven Trudeau de veintinueve años con la cara pintada totalmente de negro ha provocado numerosas críticas que lo acusan de racismo. «Debería haberlo sabido entonces, mas no lo sabía, lo hice y lo siento mucho», ha manifestado Trudeau, de cuarenta y siete años, a lo largo de una conferencia de prensa.

La gaceta ‘Time’, que ha difundido la fotografía, ha indicado que esta fue entregada por el empresario de Vancouver Michael Adamson a inicios de este mes. La fotografía se hallaba en el anuario de la Academia West Point Grey.

«Me disfracé de Aladdin y me puse maquillaje. No debería haberlo hecho«, ha afirmado. En la imagen se le puede ver vistiendo una bata blanca y un turbante, con la cara y las manos cubiertos de maquillaje negro.

Trudeau se encara al líder conservador, Andrew Scheer, de cara a las elecciones federales previstas para el veintiuno de octubre. Scheer, que ha criticado el disfraz, ha afirmado que «se halla impresionado y desilusionado».

«Pintarse la cara de negro es un acto de racismo. Lo que los canadienses han visto esta tarde es a alguien con una completa falta de juicio y también integridad y alguien que no encaja en el Gobierno de este país», ha manifestado en una conferencia de prensa en Quebec.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario.
Por favor introduce tu nombre aquí.