Una campaa solicita que miembros del Congreso de los Diputados y miembros del Senado renuncien a la indemnizacin

thumbnail

Más de trescientos treinta y 5 mil personas han secundado ya este jueves una campaña lanzada en la red de redes para solicitar a los miembros del Congreso de los Diputados y miembros del Senado que renuncien a la indemnización económica que se les abona tras la disolución de las Cortes Generales. «Si no curras, no cobras«, es el leimotiv de la campaña, que incide en la escasa actividad parlamentaria de esta breve legislatura.

Cuando el Congreso y el Senado se disuelvan el martes próximo con ocasión de las elecciones del diez de noviembre, los parlamentarios que no formen una parte de la Diputación Permanente de cada cámara van a dejar de percibir su salario mensual, mas van a tener derecho a una llamada «indemnización de transición» que he de ser pedirse de manera expresa y que es incompatible con cualquier otro ingreso.

Se trata de una indemnización para compensar la ocasional falta de ingresos de los parlamentarios en el periodo que va desde la disolución hasta el día de la votación. Se abona en un pago y tributa a Hacienda.

Cerca de cuatro mil quinientos euros

Su cuantía depende del tiempo que estén sin percibir otros ingresos, hasta un máximo de los cuarenta y seis días que dura el periodo entre legislaturas. Se calcula proporcionalmente dependiendo del salario base que vienen percibiendo -2.972,94 euros- más los complementos que pudiesen percibir en función de sus responsabilidades en la Cámara. El máximo supone en torno a cuatro mil quinientos euros.

En el Congreso, esa indemnización puede ser pedida por doscientos trece miembros del Congreso de los Diputados, en tanto que los ciento treinta y siete sobrantes proseguirán cobrando su salario como miembros titulares o bien suplentes de la Diputación Permanente.

Puesto que bien, lo que pretende la campaña lanzada en la plataforma ‘Change.org’ es que sus señorías piensen «por una vez» en los ciudadanos y no pidan la llamada indemnización por transición. «Miembros del Congreso de los Diputados, si NO curráis ¡NO cobráis!: renunciad a vuestra indemnización», reza el eslogan promovido por el impulsor de esta iniciativa.

«Otra vez sin trabajar»

En la argumentación se cuestiona que los miembros del Congreso de los Diputados vayan a ser indemnizados «por los un par de meses en los que (otra vez) estarán sin trabajar», tras una breve legislatura de menos de 5 meses, 2 de ellos de verano, y en teniendo presente que en 4 años ya ha haber 4 citas votantes.

El pasado marzo, al disolverse las Cortes tras la convocatoria del veintiocho-A, doscientos dieciseis miembros del Congreso de los Diputados solicitaron su indemnización y la cobraron. En el Senado solo 9 de los ciento noventa y cuatro miembros del Senado que perdieron su condición de parlamentario renunciaron a cobrar los 8.822,52 euros fijados entonces en la Cámara Alta.

«Está en tu mano que esto se repita nuevamente«, llama a los ciudadanos el promotor de la campaña a fin de que se sumen a esta propuesta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir