12.7 C
Madrid
jueves 29 septiembre 2022
Inicio Internacional Una filtración de Estados Unidos sobre una supuesta financiación rusa agita (aún...

Una filtración de Estados Unidos sobre una supuesta financiación rusa agita (aún más) la campaña electoral en Italia

Rusia vuelve a agitar la política italiana. La razón: la filtración del Departamento de Estado de E.U. (Estados Unidos) de que Moscú habría gastado de forma enmascarada trescientos millones de dólares estadounidenses desde dos mil catorce para intentar influir en partidos en más de veinta países. Desde el instante en que la información fue hecha pública el martes, el tema ha incendiado aún más la ya crispada campaña electoral del país, cuando faltan poquitos días para las vitales elecciones.

Partidos de la derecha como la Liga de Matteo Salvini, que anteriormente no ha oculto su admiración por la Rusia de Vladímir Putin, han optado por el contraataque. «La única cosa cierta es que ha sido el (extinto) Partido Marxista el primero en percibir dinero del Kremlin», ha dicho la capacitación, en un comunicado.

Con esto, la Liga asimismo ha sobre aviso de que denunciará a todos y cada uno de los que «citen incorrectamente» a este partido y a Salvini. «Ya no se aceptarán falsedades e insinuaciones: ya basta», han dicho. En exactamente la misma línea se ha manifestado el ultraderechista Hermanos de Italia (Fratelli D’Italia), cuya líder, Giorgia Meloni, ha dicho además de esto «estar segura» de que su capacitación «no ha recibido dinero de extranjeros». «Nuestras formas de financiación son todas y cada una verificables», ha añadido.

Meloni se ha pronunciado así una vez que el jornal italiano ‘La Repubblica’ publicara unas declaraciones de Kurt Volker, viejo mandado singular de Estados Unidos en Ucrania (a lo largo de la administración de Donald Trump), en las que sugería que no solamente la Liga y Forza Italia de Silvio Berlusconi tendrían «simpatías» por Moscú, sino asimismo Hermanos de Italia podría haber recibido «alguna ayuda».

De igual forma, con la polémica en casi todas las portadas de los primordiales medios del país, asimismo la Embajada de Rusia en la ciudad de Roma ha querido dar su versión y ha negado apasionadamente las acusaciones provenientes de Estados Unidos. Antonio Tajani, hoy la cara perceptible de Forza Italia, ha pedido «trasparencia». Una petición que asimismo ha hecho Enrico Letta, el líder del progresista Partido Democrático (PD), que en las últimas semanas ha reiteradamente alertado sobre de qué forma Rusia estaría tratando de favorecer a partidos de derecha.

Servicios secretos, en alarma

«Por el momento no hay información que afirme que Italia se encuentra entre los países implicados» en la presunta financiación rusa, ha dicho Adolfo Urso, presidente del comité parlamentario para la Seguridad de la República (Cosapir), que se encarga de supervisar la actividad de los servicios secretos en Italia. No obstante, «las cosas podrían mudar», ha añadido.

En un tono más mordiente, el ministro de Exteriores italiano, Luigi Di Maio, ha señalado que podrían existir «múltiples dosieres». Su viejo partido, el Movimiento cinco Estrellas (M5E), que abandonó en la pasada primavera, asimismo ha sido anteriormente señalado por vínculos demasiado estrechos con Moscú. En este contexto, el Cosapir ha citado para este viernes una junta extraordinaria con el subsecretario responsable de seguridad, Franco Gabrielli.

Tensiones entre la Liga y Hermanos de Italia

El presente tiempo coincide con un instante de tensión entre los asociados de la alianza de derecha, la Liga y Hermanos de Italia. «Ya hace unos días que me sorprenden ciertas declaraciones de Salvini; de vez en cuando semeja más controvertido conmigo que con sus opositores», afirmó el miércoles de noche Meloni, a lo largo de una entrevista con el canal de TV La siete.

La razón son las diferentes posturas de los dos partidos para hacer en frente de la crisis energética, ya que Salvini quisiese acrecentar significativamente el gasto público para asistir a los ciudadanos a abonar las levantas de las facturas debidas a la inflación. Por contra, Meloni mantiene que el país debe tener más cuidado con sus gastos, pues tiene una muy, muy alta deuda pública (ciento cincuenta por ciento del PIB), y asevera que la presente crisis energética va a pasar veloz por el hecho de que es fruto de la especulación. «La polémica no la comprendo y me semeja bastante infundada», ha zanjado Meloni.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario.
Por favor introduce tu nombre aquí.