Verónica García Fuentes, de treinta y seis años, dio positivo en coronavirus a mediados de diciembre. Lo escondió a su familia por temor y, cuarenta y dos días después, tanto como su marido y sus 3 hijos menores habían fallecido. Los hechos sucedieron en Táchira, Venezuela.

La mujer, con fiebre alta, estornudos continuos y malestar general, asistió al centro de salud a hacerse una PCR el pasado diecisiete de diciembre. Tras dar positivo en Covid, se aisló en una habitación de su residencia mas no trasladó a su familia que tenía esta enfermedad.

Con el paso del tiempo, su pronóstico empeoró debido a la carencia de tratamiento y debió ser ingresada con neumonía el catorce de enero. Poquito a poco, el resto de la familia comenzó a tener síntomas. Todos dieron positivo en coronavirus.

El primero fue el padre, José Antonio Gómez, de treinta y tres años. Cuando asistió al centro de salud, «tenía los pulmones negros», conforme el médico que le atendió. Asimismo fue hospitalizado el dieciseis de enero.

El primer día de la semana dieciocho de enero murió Verónica y un día siguiente perdió la vida el marido. La hija mayor, de diecisiete años y con una condición neurológica singular, fue la próxima víctima. Tras múltiples día con fiebre, tos y inconvenientes para respirar murió mientras que iba camino al centro de salud.

Los 2 hijos pequeños, de 4 años, fueron los últimos en perder la vida. El veintisiete de enero ingresaron en el centro de salud con bronconeumonía. Ese día murieron.

La muerte de los 5 miembros de la familia Gómez García ha abierto un discute en el país. Los sanitarios han pedido a la población que reflexione sobre la gravedad de este virus y la necesidad de percibir tratamiento a tiempo.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario.
Por favor introduce tu nombre aquí.